martes, 30 de septiembre de 2014

El anillo.

Desde que lo ví el año pasado, expuesto en esa mesita en un Morbo Sale, tuve una especie de flechazo, algo así como si me hubiera enamorado; me pareció el anillo más bello de todo el mundo, no tenía otra palabra para describirlo, sin embargo por X o Y razón, esa ocasión lo dejé ir...

A veces me asomaba en la página de Rabieta para verlo, entonces también toda su joyería me encantó, eso sí, de todas sus piezas ese anillo era mi favorito, a veces suspiraba frente al monitor cuando lo veía, me sentía como una loca, pero es que de verdad me gustaba mucho, tanto que dos veces lo mencioné en el blog, hasta lo metí en mi wishlist  de Reyes Magos de este año :)

Hubo varios momentos en los que estuve a punto de comprarlo, pero siempre me detenía, sentía que era muy, pero muy especial, y por lo mismo, como lo veía tan único, debía guardarlo para una ocasión que lo amerite (en ese momento pensaba como un autoregalo de cumpleaños).

La primera vez que lo ví...
Entonces a principios de año, "'él" y yo empezamos a hablar de cosas serias, muy serias; acordamos fechas para hablar con nuestras familias y anunciarles nuestra decisión. Mientras llegaba el momento, pensaba en esa pieza especial que una luce en el dedo anular; hace varios años, "él" ya me había dado un anillo, de la forma más especial y dulce que se puedan imaginar, pero por razones personales no pudimos concretar nada en ese tiempo y lo dejamos pasar...

Ahora ese deseo se iba a volver realidad y sentí que ese gran paso merecía algo único, y fue que me dí cuenta que esa ocasión especial había llegado.

Les cuento que comprarlo fue toda una pequeña odisea, primero pensé en pedirlo en kichink, pero imaginármelo perdido en el correo o que no llegara a tiempo para el día me aterraba, así que ahí me ven en mi papel de neurótica preguntando en la página de Rabieta si tenía algún punto de venta en Puebla, amablemente me contestó y por fortuna podía encontrar su joyería en Leonora, una tienda llena de propuesta increíbles de ropa y accesorios :) 


De ahí a escribir y ponerme de acuerdo con la tienda con el precio, la medida del anillo y finalmente el día de entrega. A partir de ese momento fueron días de especulación y a veces, de sosobra por ya tenerlo en mis manos; finalmente el día llegó, fuimos a recogerlo y no cabía de la emoción de verlo por fin, en su cajita negra, saltaba y me reía sin control, creo que la chica que nos atendió pensó que estaba medio loca, pero la emoción de tenerlo y sobre todo que fuera "el anillo" me tenía completamente feliz :)

"Él" se lo llevó (no quiso que yo lo cuidara u.u) y lo guardó para el día acordado, pasaron algunas semanas y finalmente, frente a toda nuestra familia y con toda la emoción y sobre todo el amor desbordándose de sus palabras, se incó y lo puso en mi dedo anular, fue el sentimiento más bello que tuve en toda mi vida, por fin nuestro compromiso es una realidad. Ese momento fue bello, lo recuerdo y el corazón se pone todo hinchadito de alegría, fue muy hermoso


Ahora veo el anillo y me alegro mucho de que sea ese anillo especial, hay quienes se sacan de onda al verlo, hay otros que les gustó y les parece original, yo creo que es hermoso, original y sobre todo mío, anillo especial :)

Vuelvo a dar las gracias a quien está detrás de Rabieta por sus atenciones, por compartir la emoción y por sus buenos deseos, y también a Leonora, igualmente por sus atenciones, muchísimas gracias por hacer de este anillo el más especial del mundo :)

Nos leemos pronto.

5 comentarios:

  1. Rous...que historia tan requetelinda!
    eres un amor por compartirnos tu pedacito de felicidad, de veras, gracias y sabes que te deseo toda, todita la felicidad del mundo. Y estoy segura de que la tendrás.♥
    El anillo, no es bonito, no...es un sueñito hecho realidad!

    ResponderEliminar
  2. Hola Rous preciosa! Hace mucho que ando desaparecida del mundo bloguero, algunas tristezas me alcanzaron y me tuvieron muy blandita y alejada de todo, pero ahora por fin puedo decir que me empiezo a sentir bien, cada día mejor y he decidido empezar a visitar mis blogs preferidos, los que siempre he visitado, como el tuyo y vengo y me encuentro con esta entrada tan preciosa, con algo que has compartido maravilloso...

    Me encanta el anillo, es un sueño! Pero lo que más me gusta es que se que hay un hombre bueno que te quiere y te cuida y con el que has enlazado tu futuro y me alegro tanto que no puedo parar de sonreír ^___^ Muchas felicidades Rous! guardo con mucho cariño tus marcapáginas y la hermosa guirnalda que me enviaste, estamos muy lejos pero hoy me hiciste sentir muy cerca... ¡muchos besitos corazón!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades, es un anillo muy bonito.
    Saludos, Rous.

    ResponderEliminar
  4. Es precioso como anillo de compromiso. Muchas felicidades!!!! <3

    ResponderEliminar
  5. ¡Viva! La historia es de mucho amor, Rous, me pusiste una sonrisa en la cara. Y el anillo es para toda una princesa, que es como debes sentirte ahora mismo ;)

    ¿Ya teneis fecha de la boda?

    ResponderEliminar