domingo, 6 de enero de 2013

Lo que a veces pienso (y consejos para esperar el correo)...

¿Cómo les fue de Reyes Magos? A mí me fue genial, me regalaron un algodón de azúcar morado súper grandote y una Frida de esas que nos encanta tener en la cartera, no me puedo quejar!

Ya partí como tres roscas de Reyes, y en ninguna he sacado todavía niño, y no es por invitar los tamales el 2 de febrero, nooo, es que también da buena suerte, ya que si lo tienes en tu monedero o cartera, en el no faltará dinero!


Todavía tengo rosca para cortar, veremos si sale, y es con esto como damos por finalizada la bonita temporada navideña, que gran cierre!!!

Es hora de salir del letargo en el que estábamos y regresar a las actividades normales, yo intento retomar el camino tanto en la vida como en el blog, pero siento que algo me falta, hay muchas cosas y no sé todavía por donde empezar, ojalá y ustedes ya estén bien encaminadas y comiencen con el pie derecho las actividades de todos los días.

Un ejemplo del sentir que les cuento, es esta entrada :) Tenía ganas de escribir algo y no sabía qué, por esa razón están leyendo otra entrada tipo informativa-desahogadora, de todo un poco...
Adiós Navidad, fuiste increíble!!!

Seguramente ya notaron el cambio de look del blog, ya guardé las esferas y los copos de nieve para la próxima navidad, además que me encanta cambiarle de presentación al blog :)

Algo que les quiero contar es una noticia que recibí, se trata del sorteo de octubre, se acuerdan? De todos los regalos que envié, sólo uno me faltaba por confirmar, estaba algo preocupada ya que pasó todo noviembre y diciembre y yo no recibía ninguna respuesta, pensé que se perdió, o que tal vez escribí mal la dirección y alguien se lo había quedado, pero afortunadamente ya está en manos de su legítimo dueño!




Es que no sé ustedes, pero tal vez compartan el mismo pensamiento cuando envían algo por correo, por la cabeza pasan mil y un escenarios terribles para su paquete, desde que se cae de la bolsa de correos hasta que es destruido por una pandilla malvada de perros come carteros (bueno, eso es poco probable, pero este mundo es un estuche de monerías!)

Si el paquete pudiera oírte y entenderte, le darías instrucciones y precauciones para que tenga buen viaje y se cuide, para después pegarle muy bien todos los sellos que debe de tener y encargárselo a toda la corte celestial. 



Terminas por dárselo a la encargada que sin más lo raya, le pega y hasta lo engrapa, y esa grapa además de perforar tu paquete, es como si también te perforara el alma, al menos eso a mí me pasó con los regalos extras, llevaban las guías de papel picado y pensaba que se habían arruinado :( afortunadamente, todas llegaron bien.

Lo seee, es inevitable!

Y luego viene la parte más difícil, tanto para quien manda como para quien recibe: la espera. Miras el calendario del diario, te asomas a la calle a ver si el señor cartero anda por ahí, suspiras cuando éste pasa de largo por tu puerta, suspiras aún mas cuando no recibes confirmación de llegada, truenas los dedos, y pasa que, el día que no pensamos ni perseguimos al cartero, llegamos a casa y algo en el buzón o en la mesa está esperándonos, corremos y lo contemplamos por un momento, los ojitos brillan, las manos están ansiosas...

En otra parte, tal vez muy lejos de ahí, la sorpresa también es grande, cuando ves en tu bandeja de entrada el correo que tanto querías recibir, tal vez no tenga muchas palabras, tal vez tenga demasiadas, pero lo importante es que tiene esa frase que tanto querías leer "tu paquete ya llegó".

Por momentos así puedo decir plenamente que la espera vale mucho la pena.


Esto en parte lo digo porque tenía muchas ganas de contárselos, y también porque muchas andamos atravesando la etapa de espera por el intercambio crafty que se organizó, muchos paquetes aún no han llegado, creo que sólo dos ya están confirmados, mi paquete no ha llegado aún a su destino ni yo he recibido algo, sólo les puedo decir chicas: paciencia...

Esperemos que ya con la época navideña superada, pronto retome el ritmo normal el correo, mientras los regalos siguen su viaje, no acosen al cartero ni actualicen cada 2 minutos su mail (como yoo! No lo puedo evitar u . u ) Hagan algo distinto a lo acostumbrado o algo que les guste hacer, aquí mi lista de cómo matar el tiempo mientras llega el correo (inventé una rima!).

  • Escucha tu música favorita: nada mejor que esperar con música que nos ponga de buenas :)
  • Toma fotos de las cosas que te rodean: esta vez probé el cielo, fue divertido.

  • Haz tu manualidad favorita: a veces llega la inspiración de golpe, tener toda tu atención en cosas que te gustan hace que el tiempo no pase tan lento.


  • Pasear en tu propia ciudad: andar de turista en tu ciudad es bueno, te distraes con las calles y además es buen ejercicio!  

  • Sal a tomar un cafecito: o un chocolate o lo que más te guste, nada como estar en tu cafetería favorita!

  •  Lee un libro: enfrascarse en la lectura es el mejor método para no sentir el paso del tiempo, además de que es bueno para la mente y el alma.
  • Haz tu maratón de películas o videos virales en tu casa: ármate de tu comida y bebida favorita y siéntate en un lugar cómodo para ver lo que más te guste, escoge un tema: películas románticas o videos de fantasmas japoneses, el tiempo así pasa volando! (advertencia: el maratón de fantasmas japoneses no me permitió dormir con la luz apagada más de dos meses, es bajo su propio riesgo!)

    Unas sencillas pero buenas recomendaciones, espero que a ustedes les sirvan tanto como a mí, ya verán que pronto serán sorprendidas con un bonito regalo esperándolas en su casita.

    Ufff!!! Las últimas entradas han sido algo largas, tengo la sensación de que he tenido mucho que contarles, y no sé ustedes: 

    ¿Les gusta lo que leen o es demasiado???

    8 comentarios:

    1. jajaajaj rous que bella :) sabes yo he estado haciendo mas o menos todo lo de la lista últimamente pero mientras esperaba a que Rio llegara a la ciudad!!! ajajaj ;D es una buena lista, yo amo las listas y está se parece mucho a mi vida diaria (:

      por cierto, a mi me gusta leerte así, no importa si es largo, porque es personal, creativo, demuestra mucho tu forma de ser y tu sentido del humor. me agrada, sigue así chica :D

      Saludos!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Que cosas! Lo bueno es que parece que la espera valió la pena :)

        Gracias por tu opinión, es que no sé, a veces siento que las entradas largas son muy tediosas para leer, pero me alegra que a tí te guste <3

        Cuídate!

        Eliminar
    2. jajajaja lo que da de si un paquete que no llega, me ha encantado lo de los perros comiendose al cartero, jajajaja
      me ha encantado tu entrada, y lo bueno es que el paquete llegó a su destino!!!
      un besito
      Creame y mas

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. jejeje, me lo imaginé y me causo gracia también, uno no sabe, tal vez si pase ;)

        Sí, es lo bueno, puedo estar tranquila ya!!!

        Saludos!

        Eliminar
    3. Una lista estupenda!!!cuantas cosas para hacer cuando esperas por que asi la espera se hace mas corta y no se desespera una!!!besos grandotes

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Claro! Para tener la mente ocupada y hacer esa espera más llevadera!!!

        Saludos!!!

        Eliminar
    4. Me gusta lo que leo, por supuesto Rous :-)
      Muy identificada me he sentido con los nervios de la correspondencia, oor hacerse eserar es tan mágica. Si, a veces da disgustos , pero la mayoría alegría e ilusión :-)
      Muchos abrazos.
      Pd: me gusta el nuevo cambio de aspecto. Muy fresco y limpio:-)

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Que bien!!! Me da gusto!

        Tienes razón, hay muchos sentimientos, y cuando al fin llega vale la pena todo!

        Gracias, lo hice en un ratito de ocio :D

        Cuídate!

        Eliminar